El buen uso de las redes de comunicación en tiempos de pandemia

En estos tiempos de aislamiento impuesto por la cuarentena obligatoria, las comunicaciones a través de telefonía fija, celulares e internet se han vuelto indispensables. También se han adoptado nuevas modalidades de trabajo, como el teletrabajo y la educación virtual entre docentes y estudiantes.

Frente a este escenario, la labor de las y los trabajadores de telecomunicaciones se vuelve necesario, es por ello que, desde la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, se han establecido una serie de medidas de seguridad e higiene para que puedan llevar a cabo su trabajo y garantizar los diferentes servicios.

  1. Recomendaciones específicas
  • Se recomienda el no ingreso de los trabajadores a los domicilios de los clientes.
  • Si la presencia de los trabajadores en el lugar es estrictamente necesaria, se deberán implementar métodos de solución de averías que no impliquen el acceso al domicilio del cliente.
  • Minimizar la exposición entre sí de los trabajadores que conforman las cuadrillas de emergencias, en lo posible constituir equipo individual, en la medida que la tarea lo permita.
  • Realizar las reparaciones de equipo desde el exterior de la vivienda en forma oral, debiendo ser el propio cliente quien manipule las instalaciones en su interior.
  • En caso de extrema necesidad y urgencia, si se debiera ingresar al domicilio deberá procederse a la higienización del trabajador en forma previa al ingreso de la vivienda, y al egresar de la misma.
  • Los elementos de protección personal, así como la ropa de trabajo deberán ser resistentes a la penetración de microorganismos, como así también resistentes a la rotura y el desgaste prematuro.
  • Deberán estar provistos de protección facial (Pudiendo ser visual – lentes de seguridad), protección respiratoria, guantes, calzado de seguridad, ropa de trabajo de manga larga impermeable al paso de microorganismos.
  • Además de la provisión de ropa y EPP el trabajador deberá estar capacitado específicamente sobre el uso, estado, conservación, retiro y descarte de los mismos.
  • Deberá proveerse de un kit de higienización para antes y después del ingreso al domicilio del cliente.
  • Deberá proveerse de un kit de desinfección para utilizar sobre instalaciones domiciliarias.
  • Garantizar la ventilación de los ambientes en forma anticipada al ingreso.
  • Realizar y documentar controles sobre el estado, stock y reposición de EPP y kit de desinfección e higienización.
  • Garantizar provisión de ropa, EPP y kit de higienización y desinfección de acuerdo a la demanda laboral.
  • Procedimentar la tarea y capacitar a los trabajadores.
  • Desinfectar el vehículo utilizado para traslado.
  • Desinfectar periódicamente herramientas y equipos de trabajo.
  • Establecer controles diarios sobre estado de salud de los trabajadores.
  1. Limpieza y desinfección de espacios y ambientes de trabajo

Como medida de protección colectiva se recomienda utilizar la “técnica de doble balde - doble trapo”, que habitualmente se realiza en ámbitos hospitalarios para evitar las infecciones intrahospitalarias y que en el contexto epidemiológico actual aplicaría tranquilamente para cualquier actividad laboral.

Es una técnica muy sencilla y se necesita contar con agua corriente, detergente e hipoclorito de sodio (lavandina), dos baldes y dos trapos:

  1. Iniciar la limpieza con soluciones jabonosas con agua y detergente de uso común
  • En el balde Nº 1 agregar agua y detergente.
  • Sumergir el trapo Nº 1 en balde Nº 1, escurrir y friccionar las superficies a limpiar

(mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, instrumental de trabajo etc.).

Siempre desde la zona más limpia a la más sucia.

  • Repetir el paso anterior hasta que quede visiblemente limpia.
  • Enjuagar con trapo Nº 2 sumergido en balde Nº 2 con agua
  1. Finalmente Desinfección Balde Nº 2 (limpio) con agua colocar 100 ml de lavandina sumergir trapo Nº 2 y escurrir y friccionar en las superficies
  • Dejar secar

No olvidar que las personas que realicen estas tareas deberán contar con todos los elementos de protección personal (guantes impermeables y protectores oculares) a fin de evitar el contacto de la piel y de las mucosas con los detergentes y lavandinas utilizados durante las tareas de limpieza y desinfección con el objeto de prevenir enfermedades profesionales (irritación de conjuntivas, dermatitis de contacto por sensibilización e irritativas, Lesiones eczematiformes, entre otras).

Otra cuestión no menor es recordar que nunca hay que mezclar las sustancias utilizadas con otros desinfectantes, algunos pueden contener amoníaco y al mezclar se genera un vapor muy peligroso y fuertemente irritante de las vías respiratorias y de las mucosas, pudiendo generar una intoxicación cuya gravedad dependerá del tiempo de la exposición y la concentración del vapor.

  1. Indicaciones para el preparado del kit de desinfección húmeda
  • Limpieza de la superficie con una solución con agua tibia y detergente de uso doméstico.
  • Una vez realizada la limpieza de superficies se procede a su desinfección.
  • Desinfección: Preparar Hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina con concentración de 55 gr/litro).
  • Colocar 100 ml de lavandina de uso doméstico en 10 litros de agua.
  • Con esta solución pueden desinfectarse las superficies que estén visiblemente limpias.
  • Esta solución produce rápida inactivación de los virus y otros microorganismos.

 

Fuente: Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social Argentina.

 

© 2018 Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos Ltda.