FACE colabora con las cooperativas chilenas eléctricas

En la nueva legalidad que se trata en el vecino país, las cooperativas eléctricas serán reconocidas como prestadoras de servicios públicos. FACE las asesora en este periodo de análisis.

Chile atraviesa una de sus peores crisis institucionales desde el 17 de octubre del año pasado. Y ahora mientras lidia con la pandemia de coronavirus intenta avanzar con reformas para contener el reclamo social por mejoras en los costos de la vida la vida de las chilenas y chilenos.  Y en ese aspecto el precio y la calidad de los servicios de públicos es una de las principales consignas en las manifestaciones callejeras.

Por eso el Parlamento trasandino está enfrascado en el tratamiento de una reforma legal para este aspecto. El Estado trasandino siempre fue propenso a conceder al sector privado   las asistencias que son de su responsabilidad. Con la consecuente prioridad de “cerrar los números” asegurando rentabilidad monetaria y postergando el capital social que son los usuarios trasandinos. Ese es uno de los postulados de los “indignados” chilenos.

Ahora en esta revisión se ha contemplado darle status de prestatario de servicio público al sector cooperativo eléctrico, algo que en Argentina ya está incorporado como parte del entramado de las prestaciones. De ahí que los dirigentes cooperativistas eléctricos chilenos buscaron a sus pares argentinos para tomarlos de “asesores” en estas discusiones estructurales que llevan adelante los legisladores trasandinos. El primer hito se cumplió el viernes 10, vía Zoom.

El Zoom eléctrico binacional

Al cierre de la semana pasada se produjo el encuentro binacional entre federaciones de cooperativas eléctricas. Los  representantes de Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) se reunieron con sus pares de Federación Nacional de Cooperativas Eléctricas de Chile (Fenacopel). Dentro de la entidad chilena se encuentra Copelec (Cooperativa de Consumo de Energía Eléctrica Chillán), la cooperativa eléctrica más grande del vecino país.

En el conclave virtual que resultó muy enriquecedor para ambos países, los dirigentes dialogaron sobre temas eléctricos en cuanto a la regulación, control y tarifas del servicio eléctrico; pero el foco central estuvo puesto en la nueva ley de servicios públicos que se está desarrollando en el Parlamento chileno.

Desde el cooperativismo chileno, plantean la necesidad de introducir cambios en materia de distribución eléctrica y esperan que las cooperativas del rubro reciban un trato diferenciado ya que cumplen una función social, al llegar a aquellos clientes que las grandes empresas distribuidoras no contemplan.

En este sentido, desde FACE intercambiaron experiencias propias, conocimientos y asesoraron a los dirigentes chilenos sobre las características legales que deben tener las cooperativas prestadoras de servicios públicos.

El titular de FACE José Álvarez, puntualizó que se vienen tratando “los asuntos de integración hubo intercambios sobre la regulación, control, y tarifas, energías renovables y cómo se definen las áreas de concesión de los servicios eléctricos en Argentina, vamos a tratar de aportar esto en la ley que tratará el Parlamento Nacional de Chile”.

Luego de este encuentro, Manuel Bello Nuñez, Director del Consejo de Administración de Copelec, destacó la “disposición global en cuanto a cooperar y ayudar al cooperativismo latinoamericano” por parte de la conducción de FACE.

“Necesitábamos algunos conocimientos de la experiencia cooperativa eléctrica que tiene Argentina, que es una experiencia muy potente, es una experiencia que lleva una trayectoria mucho más amplia y superior a la de Chile”, sostuvo el dirigente.

El texto legal en infrarrojo

En tanto Patricio Lagos, Gerente General de Copelec e integrante del comité ejecutivo de la mesa de trabajo binacional explicó la nueva “ley larga de distribución de energía eléctrica”, en la que está trabajando el Parlamento trasandino.

“Es una revolución que se quiere imponer digamos, en la industria eléctrica en el país y que tiene tres grandes aspectos´”, explicó Lagos. El ejecutivo aclaró que uno de los aspectos de la nueva Ley, tiene que ver con la separación de las distintas áreas que componen la industria eléctrica y sostuvo “por una parte está la generación de la energía eléctrica, por otra parte está la distribución y se quiere incorporar un nuevo actor que sería el comercializador de la energía eléctrica”.

Lagos sostiene que este cambio sería nocivo para las cooperativas, ya que los propios dueños de las cooperativas tienen una doble función, son dueños y consumidores, dirigen la administración y la organización de las asociaciones. ´´Separar estas instancias significa desarmar algo que por más de 40 años ha existido, una cercanía muy grande entre el consumidor o socio y su cooperativa´´, agregó el dirigente.

 EPFACE (Equipo de Prensa FACE)

 

 

© 2018 Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos Ltda.